Get Adobe Flash player

13 ¿Por qué existe el sufrimiento?

Por Marcos Schultz

En la cultura de los yanomamös de la zona del río Amazonas, nunca, nunca se vale decir el nombre de unos. Ni el nombre de otro, y menos que menos de un muerto. Para esta tribu indígena el pronunciar el nombre de un ser humano es invitar a los espíritus a venir a perturbar aquella persona sea que este viva o muerta. Tú puedes hacer la pregunta: ¿Wedi naja wawaja cua curé? (¿Cómo te llamas?) pero es una persona de la cual no vas a recibir la respuesta que buscas.


Desde nuestra perspectiva personal

De la misma manera, hay preguntas acerca de Dios, a las cuales no vamos a encontrarle la respuesta. Muchas de estas preguntas comienzan con la interrogativa ¿Por qué?

El hecho es que nosotros somos demasiado pequeños y no podríamos jamás comprender a Dios. Nosotros somos finitos y él infinito. El es grandísimo y sus pensamientos y planes y sabiduría nos asombran y van más allá de nuestras posibilidades. No podemos captar plenamente sus pensamientos y planes. Sabemos lo que nos deja saber y al estar sumergidos en la dimensión del tiempo sabemos lo que ocurre pero no lo que sucederá después.

Entonces tampoco vamos a entender el por qué de cómo el hace las cosas. A nosotros nos encanta lo fácil. Sufrir no es fácil, entonces no nos agrada. Pero, por el otro lado de la moneda, si nosotros queremos ser como Cristo. Cristo sufrió.

¿Entonces por qué nosotros no vamos a sufrir?

¿Cuál es el verdadero problema con sufrir? ¿Por qué le tenemos terror a esta palabra? ¿Por qué lo tenemos denominado como cosa mala? Piénsalo bien, el sufrir desarrolla carácter de uno. Sufrir nos hace correr hacia Dios. ¡Eso es buenísima onda!

Ahora te la pongo más loca. Mejor que sufrir, todavía, es optar por sufrir. ¿Uh? Escoger el sufrir. Moisés escogió sufrir como hebreo en vez de reinar como egipcio (Hebreos 11:25). Esteban escogió pedradas en vez de vacilar de sus convicciones (Hebreos 7). Jesús escogió la cruz y gracias a Dios que lo hizo. Sin lugar a dudas fue un buen sufrimiento desde nuestro punto de vista.

El joven rico tenía que escoger entre quedarse con su vida cómoda o dar a los pobres todo lo que tenia para seguir a Cristo (Marcos 10:21). Quizá el pensó <<"Si Dios es tan bueno ¿Por qué tengo que sufrir?">> El escogió no sufrir. El escogió lo fácil – o lo que el creía sería fácil. Pero nunca es más fácil – a la larga – hacer lo que uno quiere en vez de lo que Dios quiere. Dice la Escritura que el joven rico <<se fue triste>>. Se fue triste, y se fue a vivir triste. Solo porque el no quería sufrir.

De vez en cuando vas a entender el propósito de tu sufrir. A veces lo vas a comprender años después. Pero muchas veces no vas a tener la menor idea del porque tenias que pasar lo que pasaste. Pero confía en Aquel que no comete errores. Confía en Aquel que no solo sabe cómo te llamas. (¿Wedi naja wawaja cua curé?) Sino que te ha conocido desde el vientre de tu madre (Jeremías 1:5) y tiene un plan bien chévere para tu vida (Jeremías 29:11).

Desde la perspectiva del mundo

Ahora terminemos aclarando el panorama de esto. No todo lo maloque ocurre a nuestro alrededor es directa acción de nuestro Dios. Vivimos en un mundo de pecado donde los seres humanos toman decisiones contrarias a la voluntad de Dios. Eso produce sufrimiento. En este caso: Dios no quiere que sea así. El quiere que podamos disfrutar de hacer su voluntad que es agradable y perfecta.

Justamente la iglesia está para cambiar el sufrimiento injusto y alejado de la voluntad de Dios. Si nosotros hiciéramos lo correcto sin duda habría menos sufrimiento en el mundo.


Biblia G3 de Crecimiento Juvenil Nueva Versión Internacional, Editorial Vida Miami Florida. usado con permiso Reservados Todos los Derechos La Santa Biblia Nueva Versión Internacional 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. www.bibliag3.com

 

Para añadir tus comentarios, por favor regístrate primero como miembro o ingresa con tu nombre de usuario y contraseña.
Para registrarte, haz clic aquí. Para ingresar, clic aquí