Get Adobe Flash player

15 ¿Cuándo será el fin del mundo?

Por River Claure

¿Te ha tocado experimentar alguna vez una final de un campeonato de fútbol? Me refiero a uno de esos juegos en que faltando 2 minutos para el final del encuentro todavía no está resuelto Miles de personas, quizás millones, dentro y fuera del estadio atentos al pitazo final. El tiempo se agota, el árbitro y técnicos observando de continuo sus cronómetros, el cuarto réferi al borde del terreno anunciando el tiempo de reposición, algunas personas ya abandonan el recinto deportivo, parte de las tribunas celebrando al nuevo campeón, mientras otros permanecen en sus asientos con la cabeza medio baja por la derrota pero con la esperanza de que un milagro ocurra antes del final.

Estoy convencido que si algunos de los deportes más populares de nuestro tiempo hubieran sido practicados en el tiempo bíblico, tanto Jesús como los otros escritores bíblicos usarían valiosas ilustraciones que nos ofrecen eventos como el que acabamos de mencionar.
Por varias generaciones el tiempo del fin produjo sentimientos encontrados, miedo, desesperación, ansiedad, incredulidad y por otro lado ánimo, gozo, certeza, seguridad, esperanza con respecto al futuro entre otros. Pero la pregunta sigue sonando tan actual como cuando cuatro de los discípulos en Mateo 24 y 25 apartaron a Jesús de la gente para preguntarle ¿Cuándo será el tiempo del fin? Sentémonos junto a Pedro, Jacobo, Juan y Andrés y escuchemos responder a Jesús la pregunta ¿Cuándo ocurrirá esto? ¿Cuándo el juez justo tocará el pitazo final?.

Jesús asegura que va a ocurrir...

Como para cualquier joven de nuestra época, la pregunta de los discípulos intenta precisar el tiempo exacto del hecho. Por eso Jesús responde de una manera que sorprende a los discípulos haciendo dos afirmaciones contundentes "Miren que nadie los engañe"(Mateo 24:4) y "El día ni la hora nadie lo sabe, sino el Padre que está en los cielos"(Mateo 24:36). Ellos deben haberse sentido quizás hasta un poco fastidiados al principio. Pero pensándolo bien sacaron mejor respuesta de la que esperaban.. Querían saber más, sin embargo hay algo que los tranquiliza. Jesús dice que ocurrirá con una contundente afirmación, con una certeza plena, abunda en detalles de un hecho que sin duda alguna sucederá. La invitación de Jesús a los discípulos no puede ser otra que estar conscientes de la realidad del fin del mundo; no podemos vivir con la conciencia dormida al respecto, es importante ver que cada detalle a nuestro alrededor nos comunica claramente que este hecho se aproxima cada vez más (Mateo 24:42-44).

No cabe duda de la inminente realidad del fin del mundo, por lo que la pregunta en cuestión debería llevarnos hacia un interrogante mucho más serio - Y ¿Qué debo hacer hasta que esto ocurra? En el juego de la vida como sucede en cualquier deporte no todo está concluido sino hasta que el pitazo final suene. Mientras tanto lo que corresponde es seguir entregado al juego. Los detalles de la narración de Jesús causaron una expectativa en los discípulos con respecto al futuro, por lo que el Maestro comienza con varias narraciones, parábola tras parábola y al más puro estilo del Señor les anima a invertir tiempo, dinero y esfuerzo entregándose al máximo en el tiempo de espera. Si imaginásemos escuchar a Jesús en vivo y en directo, cada una de las fascinantes historias que cuenta contiene elementos muy sabios que deben llamarnos la atención para que cada uno de nosotros tome en cuenta su responsabilidad. El uso de los dones y talentos y la administración del tiempo son solo algunos de los aspectos que sobresalen en las enseñanzas de Jesús al hablar de la espera.,. Pablo reforzaría este pensamiento invitándonos a aprovechar "al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos."(Efesios 5:16).

El pitazo Final

Es obvio que no hay respuesta cronometrada a esta importa pregunta. Si no que debemos responderla como hizo Jesús mismo, una sorprendente afirmación que proveyó al resto de las generaciones de creyentes, fortaleza y ánimo para afrontar el futuro; poniendo a nuestro contexto las palabras de Jesús(Mateo 25:46) diría: ¡Hey chicos, el tan esperado pitazo final, realmente no es el final! ¿Cómo? Dicho de otra manera no todo termina ahí "Queda una eternidad para vivir" ¿Te has puesto a pensar en este hecho?, Pues bien, esto nos lleva a otra pregunta ¿Dónde pasarás la eternidad? Hay una sola manera de que puedas tener la certeza de pasar la eternidad con Dios y es haciendo de Jesús, tu Señor el Único provisor de una nueva y fresca relación con Dios.

Biblia G3 de Crecimiento Juvenil Nueva Versión Internacional, Editorial Vida Miami Florida. usado con permiso Reservados Todos los Derechos La Santa Biblia Nueva Versión Internacional 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. www.bibliag3.com


 

 

Para añadir tus comentarios, por favor regístrate primero como miembro o ingresa con tu nombre de usuario y contraseña.
Para registrarte, haz clic aquí. Para ingresar, clic aquí