Get Adobe Flash player

9 ¿Por qué creó Dios el Sexo?

Por Abel López

Dios creó el sexo para disfrutarlo. Hay personas que piensan que el sexo es sucio, o que es un tema vergonzoso del cual no se debe hablar.

Muchos padres nunca tocan el tema en su casa y esta decisión lleva a muchos adolescentes a buscar información de otras fuentes como los amigos de la escuela y así se exponen a perspectivas incorrectas. La realidad es que el sexo está en la Biblia, por ejemplo Proverbios 5:18-19 dice: <<Goza con la esposa de tu juventud! Es una gacela amorosa, es una cervatilla encantadora. Que sus pechos te satisfagan siempre! Que su amor te cautive todo el tiempo!>>.

Cuando el joven o la jovencita toma la decisión de esperar y disfrutar el sexo dentro del matrimonio las promesas de la Biblia son activadas en su vida. El sexo fue idea de Dios desde el principio. El sexo es parte del diseño de Dios, y fue creado como algo emocionante y satisfactorio para poder disfrutarlo como todo pero en el tiempo justo y eso es el matrimonio.

El peligro y la verdad

Nuestro apetito sexual es un regalo de Dios, pero si no es aplicado de acuerdo al manual del fabricante, viene a convertirse en un placer destructivo.

Una revista reciente a través de una encuesta dijo que el 44% de las jovencitas y 54% de los jovencitos, piensan que no hay nada peligroso con el sexo antes del matrimonio. Para la edad de 15 años 24% de los adolescentes respondieron que estaban teniendo relaciones sexuales. A la edad de 18 años 60% se habían involucrado en algún tipo de actividad sexual y a la edad de 21 años 82% estaba teniendo relaciones sexuales.

Esta es la noticia: Cada año en el país de esta revista, aproximadamente 4 millones de adolescentes serán diagnosticados con una enfermedad venérea. Los hechos son claros y simples, aquellos que adoptan una conducta sexualmente promiscua corren en riesgo de contraer una infección por transmisión sexual. Tenemos poder sobre nuestro cuerpo y sexualidad, pero con ese poder también una gran responsabilidad.

Es necesario conocer la verdad para poder disfrutarla y vivirla. La verdad es lo opuesto de lo malo. La verdad es la Palabra de Dios la cual ayuda al joven a entender con claridad que la voluntad de Dios es que el joven se abstenga de una relación sexual hasta llegar al matrimonio.

1 Tesalonicenses 4:3 dice: <<La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual>> y se refiere a tener relaciones sexuales antes del matrimonio porque otra traducción podría decir <<fornicación>>.

No podemos confundir el amor con el sexo, porque el sexo no es una forma de amor. El mundo esta educando al joven a través de la televisión con la idea de que el sexo y el amor son lo mismo. La mayoría de los programas contienen fornicación y cada di que pasa la humanidad se adormece mas ante esta situación. El pecado se ha multiplicado tanto que el joven piensa que si amo a mi novio o novia debo expresar el amor a través del sexo.

El sexo es una expresión física y cuando no es utilizado fuera del pleno compromiso es hasta lo contrario del amor, porque es por egoísmo. Recuerda que Adán y Eva no se avergonzaron cuando se encontraron desnudos en el huerto y la razón era porque estaban viviendo bajo el diseño de Dios.

¿Y cuando estamos tentados?

La Biblia nos dice en 1 Corintios 10:13
<< Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al genero humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Mas bien, cuando llegue la tentación, El les dará también una salida a fin de que puedan resistir>>.

Dios siempre nos dará la salida, apóyate de tus padres, amigos cristianos y lideres juveniles. No permitas que el sexo se convierta en algo malo cuando fue creado bueno.

Biblia G3 de Crecimiento Juvenil Nueva Versión Internacional, Editorial Vida Miami Florida. usado con permiso Reservados Todos los Derechos La Santa Biblia Nueva Versión Internacional 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. www.bibliag3.com


 

Para añadir tus comentarios, por favor regístrate primero como miembro o ingresa con tu nombre de usuario y contraseña.
Para registrarte, haz clic aquí. Para ingresar, clic aquí